Alvaro Urkiza

Literatura, viajes & arte

maestrazgo

El Maestrazgo confidencial

El río Ebro se rompe en quebradas boscosas al bajar por la sierra hacia Tortosa. Gira, se retuerce como un olivo milenario, derrama su cauce templado con aires traídos desde el norte. Fluye para desembocar en el Mediterráneo y dejar sellado, antes de hacerse delta, humedal y mar, el carácter de estas tierras con erosión apasionada.

Entre los puertos del bajo Teruel y de Tarragona (espesos, arbóreos, impenetrables, donde los fantasmas de maquis perdidos aun cazan ciervos y esperan) discurría hasta el año 2022 la más infame carretera de la península (y puede que una de las mas bellas), la Nacional 232. Serpenteaba bajo la actual autovía de voladores viaductos hormigonados. Bajar por esas cumbres recorriéndola lleva al viajero a valles abalconados a otros valles, huertos de almendros, masías de tierra ocre, ermitas de roca y suaves colinas.

La Toscana española

Vigilantes y llenas de historia, las murallas de la ciudad fortaleza de Morella, en Castellón, nos confirman que más allá de las provincias de nuestro mapa existe aquí una región natural. El Maestrat, el Maestrazgo. Su personalidad es aislada, casi confidencial, y de raíz ibérica clavada en tierra ocre y femenina. Su rumor es eco de olvidados Templarios y su diseño el de un infinito jardín árabe. A la vuelta de un recodo, tras el secarral despiadado de las llanuras aragonesas, esperan, discretos.

Senderos entre muros de piedra ensillada, florecidos de tomillo, lavanda, romero y azahar. Castillos y torres estratégicas conectados por túneles y pasadizos, llenos de secretos que continúan sucediendo cada luna llena

maestrazgo

Sierras que se derraman al mar dibujando calas recoletas en el Mediterráneo. Palmeras, buganvillas y fuegos artificiales en la playa. Sentados en la arena, con los pies en el agua y embriagados de salitre al atardecer, descansamos revividos por la Luz y abrazados.

El Maestre de los Templarios eligió bien donde plantar su enseña y sus poderes. Misterioso y alegre como sus gentes, milenario como la corteza de los olivos, el Maestrazgo respira belleza, historia y sabor. ¡Benvinguts caminants que heu arribat fins aqui!

Si deseas conocer más tesoros confidénciales de la península, este reportaje sobre la Sierra de Mariola te gustará.

Si te ha gustado, compártelo:

Deja un comentario

error: Contenido protegido :)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad