Alvaro Urkiza

Literatura, viajes & arte

a propósito de Niza

A propósito de Niza

Jean Vigo 1905-1934

El cineasta Jean Vigo vivió 29 años. En doscientos minutos se contiene toda su obra artística y revolucionaria; dos mediometrajes, A propósito de Niza (A propos de Nice) y Cero en conducta (Zero de conduite), y un largo, L’Atalante.

Mágico, ligero y atemporal, la mirada de Vigo y su manera de contar son excepcionales.

Zero de Conduite

Su padre, periodista en Francia emigrado desde España, fue un anarquista al que suicidaron en su celda en 1917. Jean comenzó entonces una intensa carrera por varios internados que reflejaría en su película Zero de conduite. Es la preciosa historia de una revuelta contra la represión establecida en la escuela, una fabula anarquista que fue censurada hasta 1945.

Contiene escenas memorables como las de los niños paseando en cámara lenta al profesor atado entre nubes de plumas de almohadas. O la alocada carrera de esos niños liberados por la ciudad, deteniéndose uno por uno atrapados por los escaparates excepto el protagonista, finalmente solo.

A propósito de Niza

A propósito de Niza

Después, influenciado por el movimiento ruso de vanguardia Kinoki, el cine-ojo, nos muestra un día de verano en la ciudad de Niza. A a través de una cámara que circula anónima entre la gente (se sentaba en una silla de ruedas que empujaba un amigo, con la cámara camuflada, por ejemplo) consigue con un montaje casi abstracto de imágenes documentales reflejar la descomposición de una sociedad superficial.

A propos de Nice muestra retratos decadentes de alegría burguesa, fotogramas de alienación y ritmo de balneario hormiguero. Imágenes con un halo poético y critico a la vez. Intensa pero ligera y fácil, con una banda sonora muy apropiada, esta película de Jean Vigo puede verse entera o en fragmentos en YouTube y otras plataformas de internet. Aquí mismo, también, más abajo.

Zero de Conduite

L’Atalante

El mismo año de su muerte aparece su obra maestra absoluta, L´Atalante, una historia de amor llena de lirismo pero sin sensiblería, donde el genio de Vigo consigue, como diría después F. Truffaut  «filmar en prosa y, sin esfuerzo, alcanzar la poesía». Altamente recomendables esta y las demás joyas de un personaje brillante que desatasca y refresca nuestra percepción, embotada por los toscos lenguajes audiovisuales contemporáneos.

Si te ha gustado, compártelo:

Deja un comentario

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad