Y cuando esté muerto, Alvaro UrkizaCuando esté muerto echaré de menos tu olor por la mañana, el color de la madera barnizada, el tacto del agua. Aquella cancioncilla que tatareaba y el chocolate. Muertito, extrañaré hasta las resacas de domingo lluvioso. Estoy seguro de que me faltarán las sonrisas, la tuya y la mía, un perro, los abrazos. Caras de familia, memorias. Volver a lugares, descubrir otros nuevos, extraviarme, encontraros. Y el sabor del humo joven, y tu sudor. Añoraré despertarme y no saber donde, la lluvia y el viento, las tabernas amables y al sol. Pensaré en el fuego y en su magia, recordaré para no olvidar qué era perder el tiempo, llorar y consolar, ser acariciado. Pero todavía no. No.

Publicado por Alvaro Urkiza

Transeúnte, surfista, escritor, persona.

Participa en la conversación

5 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: