Terapia animal, Alvaro Urkiza

Ayer encontré una bolsa de supermercado llena de palabras rotas, violadas. Habían abusado cruelmente de ellas antes de abandonarlas en un arcén. A pesar de las campañas del gobierno, del “ellas nunca lo harían”, prolifera el poeta malo.

secuestro

Publicado por Alvaro Urkiza

Transeúnte, surfista, escritor, persona.

Participa en la conversación

4 comentarios

  1. Yo soy proxeneta de algunas palabras que están a mi servicio, pero nunca les pido favores a cambio y les doy su porcentaje exacto; trato de no abusar de ellas.

    1. En su consentimiento, entre las palabras y l@s que con ellas describimos, está el limite, supongo. Si se dejan decir “almohadillada alfombra tapizada de turgente cesped” en vez de “hierba”, es cosa entre adultos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: