Revelaciones sencillas

En el brillo de los ojos de una muchacha cualquiera,  Makassar ofrece los misterios de siglos pasados y futuros.  Peligrosa ciudad esta, maquillada de camino. Es infierno del paseante y tentación sedentaria.
Makassar, puerto y leyenda. Sabia ramera amable, de buena salud y recién despertada, estalla en carcajadas al ver nuestro desconcierto de viejo joven. Aquí se templan las pasiones sin perder nada de su profundidad.
Ayer se marcharon las dos.  Mi mujer airada con nuestra hija en brazos. Posiblemente regresaron al pueblo de sus padres en el norte de la isla. Lo desconozco.
Desde entonces contemplo, embriagado casi siempre, el discurrir de las rutas ajenas, el hormigueo ciego de estas personas, los visitantes. También la pesada ironía y la paciencia de los locales.

Makasar, Alvaro Urkiza

El agua se rompe y canta en la  fuente; las carpas nadan en órbitas aleatorias, ajenas a todo, puede que sagradas. Su mensaje, su testimonio esclarecedor, escapa a nuestra percepción. Hemos olvidado los códigos de ese lenguaje desde hace siglos. Quizás nunca los poseímos y la naturaleza explica en vano.
Y aun así, milagrosamente, cada mañana se renueva el ritual de la vida. La madre que dispone las ofrendas camina sosteniendo la bandeja llena de flores y frutas, humeante de inciensos agradecidos. Dos australianos nos adelantan en moto por la carretera, veloces y semidesnudos, gritando intoxicados.

El día pasa como un trámite para estas noches. Borrachas de una especie de Makasaridad, las almas sonríen y pululan por las calles.
Esta ciudad nos ofrece tímidamente la mano bajo la mesa,  concubina discreta, mientras un destello carnívoro brilla en sus pupilas. A pesar de todo, me he rendido a sus encantos caníbales.

Me despido ya de vosotros, firmo esta nota. Creo que tomaré la última copa en mi habitación; amanece rojo el volcán desde el balcón del piso trece.

Gunung Bromo

Publicado por Alvaro Urkiza

Transeúnte, surfista, escritor, persona.

Participa en la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: